Por caso Lozoya: Santiago Nieto fue amenazado; funcionario de EPN intentó sobornarlo…

Santiago Nieto, es sin duda, uno de los hombres más importantes del gobierno del presidente López Obrador, en su lucha contra la corrupción.

El ahora titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, pieza clave de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que ataca (en donde más le duele) al crimen organizado y funcionarios del gobierno que incurren en actos indebidos; -el dinero-

Quizás muy pocos recuerden la historia del nuevo “super héroe” anti corrupción de la 4T, como ahora es bautizado en las redes sociales.

El nombre de Santiago Nieto salió a relucir en el sexenio de Enrique Peña Nieto por el asunto de Odebrecht, recordemos que fue en octubre del 2017, cuando fue destituido de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

El argumento de su salida de la FEPADE fue un tecnicismo; el fiscal había “transgredió lo dispuesto en el Código de Conducta de la PGR”, y todo gracias a una entrevista que concedió al periódico Reforma, en la cual, Nieto Castillo dijo que Emilio Lozoya Austin, ex director de PEMEX, lo había presionado para que lo exonerara públicamente y además le tenía que ofrecer una disculpa, tras haber sido señalado en el escándalo de corrupción de la empresa de Brasil, Odebrecht, cuando estuvo al frente de PEMEX.

Durante el año 2017, el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin gozaba de beneficios en el sexenio de EPN, a pesar que estaba bajo investigación por Odebrecht, fue visto sólo en una ocasión a la PGR.

En medio del escándalo que esto representaba, solo dio una conferencia de prensa, en la cual alegó inocencia y avisaba que haría demandas por daño moral.

Las amenazas del Gobierno de EPN:

Pero no paró ahí, luego de su salida de la FEPADE, el titular de la UIF de López Obrador, recibió amenazas y hasta intentaron comprarlo. Esta reveladora información fue dicha por el propio Santiago Nieto al periódico estadounidense The Wall Street Journal.

En dicha entrevista Nieto confirmó que un alto funcionario de Peña Nieto había intentado comprarlo y no sólo eso, además denunció que su esposa recibió fotografías y mensajes anónimos de él con otra mujer como intento de silenciarlo.

En dicha entrevista, dijo que temía por su vida y la de sus hijas, pues después de fue despedido, había recibido amenazas de muerte a través de cuentas desconocidas en Telegram, mismas que lo llevaron a exponer su caso al WSJ.

“Días después de que saliera expulsado de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), cuenta, fue citado en un hotel por un alto funcionario del Gobierno federal. Ahí le dijeron que querían tener una buena relación con él. Y “como gesto de buena fe”, afirma, le ofrecieron dinero para “ayudarlo” tras quedarse sin empleo. Así lo dijo al diario el ahora ex Fiscal”.

“Según WSJ, el funcionario que buscó a Nieto, fue Jorge Márquez, quien ya no trabaja en el Gobierno federal y que sería uno de los hombres más cercanos a Miguel Ángel Osorio Chong, ex Secretario de Gobernación”

Mensajes amenazantes a través de la red social Telegram llegarían de cuentas anónimas, poco tiempo después: “Un consejo: manténgase alejado de los problemas”, que el propio periódico revisó.

Gracias a esta valentía, de retar al poder; Santiago Nieto es hoy una pieza clave y a juicio de destacadas personalidades como el canciller Marcelo Ebrard y de la periodista Carmen Aristegui, “es un hombre que se atrevió a hacer algo que pocos: hablar de temas que podrían alcanzar a los más altos funcionarios del sexenio anterior”, como el caso de la empresa brasileña Odebrecht, quien sí confesó que repartió millones de dólares a los gobiernos anteriores de México para obtener contratos en PEMEX.

Con información de Sin EmbargoNación 321, sinlineamx.com Expansión Política