El PAN sospecha que el accidente de Martha Erika y Moreno Valle ‘fue provocado’…

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, dijo que al descartar que los rotores y motor del helicóptero en que el que murieron Martha Erika Alonso, y Rafael Moreno Valle, no presentaban evidencias de falla antes del percance, aumenta la preocupación de que el accidente aéreo haya sido provocado.

“Se incrementa nuestra preocupación (de que haya sido provocado); si el equipo no falló, si había buen clima, si los pilotos son incuestionables, ¿qué fue lo que provocó la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso, y de Rafael Moreno Valle?”, cuestionó Cortes en entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula. 

El líder del PAN dijo que a ocho meses del percance en el que murieron la gobernadora del Puebla y el senador panista, además de Héctor Baltasar Mendoza, Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Coppe Obregón, el gobierno morenista no ha sido capaz de dar un explicación fundada en un peritaje que disipe las dudas al respecto.

“Nos preocupa es que no tengamos una explicación fundada en un peritaje, una causa, la que provocó el desplome. El clima estaba en perfectas condiciones, los pilotos eran buenos, ¿qué fue lo que provocó?”, enfatizó el líder panista.

Hoy, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) informó que los componentes de los controles de los rotores principal, de cola, transmisión y caja de 90°, del helicóptero marca Agusta A109S no presentaban evidencias de falla antes del accidente.

A través de un comunicado, la DGAC dijo que seguirán indagando posibles “causas electromecánicas” que pudieran haber sido las que ocasionaron el desplome del helicóptero el pasado 24 de diciembre de 2018. 

Las investigaciones del accidente de helicóptero que se cobró la vida de la gobernadora del estado mexicano de Puebla Martha Érika Alonso en diciembre de 2018 avanzan pero aún se desconoce la causa del siniestro, informó este martes el Gobierno de México.

En un comunicado, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), informó que, de forma conjunta con las autoridades internacionales, los representantes de los fabricantes siguen investigando las posibles causas electromecánicas que pudieron provocar una pérdida de control de vuelo.

Asimismo, se indicó que los daños y rastros que presentaban los dos motores del helicóptero “denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto”.

Sin embargo, los componentes de memoria interna “que podrían confirmar lo anterior resultaron dañados por el impacto y el fuego”.

Del análisis que se hizo de dos de las cuatro luces del “master warning” y “master caution”, se identificó que estas estuvieron encendidas antes del impacto, “pero aún no se determina en qué momento del vuelo se iluminaron”. 

Del 25 al 27 de julio de 2019 se realizaron pruebas destructivas a las otras dos luces de “master warning”, “master caution” y bomba hidráulica. 

De la inspección hecha al rotor principal, se determinó que se deberá analizar si los trabajos de mantenimiento realizados a estos componentes se apegaron a los procedimientos establecidos por el fabricante Leonardo Helicopter Divison (LHD). 

También se realizó un análisis del audio de la tripulación del XA-BON con la torre de control Puebla, “en el que no se aprecia un comportamiento inusual en las revoluciones”.

Se apuntó que en los dos últimos ruidos del audio “se escucha una fluctuación de las revoluciones en un 2 por ciento”.

En el accidente, ocurrido el 24 de diciembre de 2018, murieron los políticos mexicanos Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso.

El accidente ocurrió a las 14:40 hora local (20:00 GMT), 10 minutos después del despegue del helipuerto denominado El Triángulo de las Ánimas.

El helicóptero se desplomó en el poblado de Santa María de Coronango, tres millas náuticas al Norte del aeropuerto internacional de la ciudad de Puebla.

Con información de milenio.com